¿Por qué las personas se esfuerzan más al entrenar en grupo?

04/03/2020

¿Sabes cuál es la verdadera razón que convierte entrenar en grupo en una potente experiencia para todos sus usuarios? ¿Y tienes idea de cómo pueden los clubes beneficiarse de esto, si es que pueden? Bryce Hastings, director de Investigación de Les Mills, responde a ambas preguntas y defiende la puesta en marcha de soluciones que están mucho más cerca de lo que piensas para conseguir ese objetivo.
 
Como operador de un centro deportivo, o como entusiasta del ejercicio físico, seguro que ya conoces el poder del deporte para construir relaciones sociales en torno a una experiencia compartida.
 
Sabes que la energía y emociones que vives en una clase son capaces de convertirte en adepto a una actividad de por vida. Desde el punto de vista de un operador, puede ser la diferencia entre perder multitud de socios o convertirlos en tus mejores y más fieles fans. En el alma de tu club.
 
Los datos del sector avalan estas frases. En las instalaciones deportivas líderes del mundo el ejercicio grupal llega a aglutinar ya más un 50% de todas las asistencias a esos clubes, con la consiguiente cuantía de ingresos que eso les reporta.
 

CÓMO ENTRENAR EN GRUPO MEJORA LOS RATIOS DE PERMANENCIA

 
Según The Retention People (TRP), un 58% de los miembros de esos clubes asegura estar muy motivado para entrenar en ellos por el componente social que allí encuentran. De hecho, las personas que hacen ejercicio en grupo, según esta misma fuente, tienen un 26% menos de probabilidades de darse de baja de un club que aquéllos que hacen ejercicio de forma individual.
 
El poder de practicar ejercicio en grupo es tal que aquéllos que lo hacen, aunque sea sólo una vez por semana, tienen hasta un 20% más de posibilidades de ser fieles a sus clubes que aquéllos que entrenan incluso tres veces por semana, pero lo hacen solos.
 
Un buen ejemplo de esta realidad es el de Fitnesscamp Westerwald en Alemania. Con propietarios experimentados, una buena ubicación y una amplia gama de entrenadores, el club no encontró la fórmula ganadora en el tiempo que estuvo ofertando servicios individuales. Alexandra Martin, copropietaria y Group Fitness Manager de ese club, lo tiene claro: “Necesitábamos una mayor coherencia de los programas y de nuestros instructores”.
 

ENTRENAR EN GRUPO ES LA HERRAMIENTA PERFECTA PARA CREAR CONEXIONES

 
Algo que encontraron con Les Mills de quienes “desde que le escogimos como socios hemos recibido un constante apoyo y asesoramiento”, matiza Martin. “Les Mills nos ofrece una solución integral que nos ayuda a atraer nuevos miembros a nuestro club y a mantenerlos gracias a la comunidad creada a través del entrenamiento en grupo”.
 
Ahora bien, los proveedores de ejercicios grupales no han de dar por sentado que por el hecho de entrenar juntas las personas que lo hacen van a sentirse parte de un grupo unido o cohesionado. Para que exista esa cohesión es preciso cuidar mucho la dinámica del grupo antes y después, pero sobre todo durante la sesión.
 
Ésta fue una de las conclusiones más flagrantes que se extrae del estudio Get Fit Together de Les Mills. De ese documento se puede concluir que el mayor nivel de satisfacción fue el de aquellas personas que se sintieron más involucradas en la tarea grupal que les habían asignado.
 

ENTRENAR EN GRUPO ES UN REVULSIVO CONTRA EL ESTRÉS

 
Los resultados de este estudio han sido después refrendados por otro de la Doctora Dayna Yorks del Colegio de Medicina Osteopática de la Universidad de Nueva Inglaterra. A su juicio, las personas que trabajan en grupo logran reducir sus niveles de estrés y aumentar su calidad de vida física, mental y emocional en detrimento de aquellos que trabajan solos.
 
Eso sí, aunque esa magia que se desprende del ejercicio grupal pudiera parecer espontánea no lo es en absoluto. De hecho, necesita ser fomentada. Algo de lo que saben y mucho los instructores de Les Mills. ¿Por qué? Porque están capacitados para usar estrategias previamente diseñadas que ayudan a las personas a sentir que están trabajando en un grupo de verdad en el que existen objetivos compartidos.
 
Estos dos factores influyen positivamente en los niveles de disfrute y satisfacción de cada miembro de esos grupos. Además, esos niveles hacen que esas personas sean fieles a los clubes en los que entrenan, mejorando sus cifras de fidelización.
 

El valor del compromiso.

 
Los beneficios de entrenar en grupo no se acaban aquí. Según la instructora de Les Mills, Cheryl Williams, ella misma se convirtió en instructora cuando comprobó en primera persona el poder del grupo. “Me hice instructora porque estaba enamorada del poder de #latribu y quise compartir con otros lo que aquello me hacía entonces y me hace sentir aún hoy a mí”.