EL DESAFÍO DE LOS 21 DÍAS DE LES MILLS

blog les mills

Si la báscula de tu baño te hace ojitos, tus tejanos favoritos ya no ocultan tus michelines y tus amigos han empezado a decirte lo maravillosas que son tus “curvas”, piensa en aparcar el tenedor y apuntarte al desafío de los 21 días. No será fácil, pero valdrá la pena.

Esta no es una dieta cualquiera. El desafío de los 21 días de Les Mills es una forma rápida de reajustar tu cuerpo y de adaptarlo a patrones de alimentación más saludables sin necesidad de convertirte en “aquella persona que está permanentemente a dieta”.

Hay tantísimas dietas que te prometen ser fáciles y que aseguran que “ni te darás cuenta de que estás a dieta”… Esto no ocurre con el Desafío de los 21 Días. El Desafío de los 21 Días te costará trabajo, y habrá momentos en los que desearás no habértelo propuesto, pero… ¡todo tu esfuerzo valdrá la pena!

Te prometemos que, si decides seguir este programa, vas a perder peso y grasa, ganarás en salud, y enseñarás a tu cuerpo a pedir lo que necesita. Crearás un estilo de vida con hábitos a largo plazo, sencillos de mantener y que no van a interferir en tu vida familiar o social.

Lo mejor de todo es que sólo serán tres semanas. Es menos de lo que tardó en crecerte el flequillo aquella vez que decidiste cortártelo en casa. Y, a diferencia del flequillo, te prometemos que no te arrepentirás de hacer esto. Solo te arrepentirás de no haberlo probado antes.

DESCARGA AQUÍ LA GUÍA DEL DESAFÍO DE LOS 21 DÍAS

Esta dieta baja en carbohidratos ha sido diseñada por la Dra. Jackie Mills (Licenciada en Educación Física, Licenciada en Medicina y Cirugía, Diplomada en Obstetricia y Directora Creativa de Les Mills) y por Corey Baird.

Jackie, que en sus orígenes trabajó como obstreta y médica general, es especialista en medicina nutricional, y ha visto en repetidas ocasiones los efectos de una buena nutrición en la salud y la vitalidad de las personas. Corey es Entrenador Personal y Facultativo certificado por el Instituto CHEK (nivel 2), Coach de Estilo de Vida Holístico CHEK (nivel 2) y Profesional acreditado en Modulación de Biofirma.

Ten en cuenta que el Desafío de los 21 días puede no ser adecuado para todo el mundo. Te recomendamos encarecidamente que consultes con tu médico o con un profesional de la salud antes de empezar con este programa para garantizar que no tienes problemas médicos o necesidades dietéticas que hagan que el Desafío de los 21 días de Les Mills no sea para ti.

¿TE ESTÁS PLANTEANDO ACEPTAR EL DESAFÍO?

Antes de empezar a cambiar tu dieta debes conocer tu rutina habitual de alimentación realizando un seguimiento de lo que comes y bebes durante una semana, anotando los porcentajes de carbohidratos, proteínas y grasas.

Te recomendamos que sigas el plan al pie de la letra, especialmente en las cantidades de verduras y agua que prescribimos, y que comas en intervalos regulares. Si decides que no puedes vivir sin carbohidratos, come carbohidratos; sólo asegúrate de que son integrales, sin procesar y ricos en nutrientes.

Te recomendamos comer cuatro comidas al día. Cada comida debe contener:

  • Proteína – la cantidad del tamaño y grosor de la palma de tu mano de proteína animal, que incluye: pescado, pavo, pato, cerdo, ternera, cordero, mariscos y huevos Y
  • Grasas – la cantidad del tamaño y grosor de tu pulgar, que incluye: aguacate, aceite de oliva, nueces y semillas de lino Y
  • Verduras – de uno a dos puñados de verduras, como espárragos, repollo, brócoli, coliflor, hojas verdes, zanahorias crudas, cebollas, tomates y berenjenas.

Alimentos  a evitar: Productos lácteos, granos (trigo, cereales, avena, arroz, etc.), frutas, legumbres, hortalizas y soja.

¿A QUÉ ESPERAS?

Recuerda que este plan de alimentación es difícil de seguir. Habrá momentos en los que querrás morderte un brazo, y veces en las que te plantearás saltar sobre alguien que esté comiendo patatas fritas. Cuando te enfrentes a este desafío asegúrate de hacer caso a tu sentido común y mantén un equilibro saludable entre realizar ejercicio de forma moderada y darle a tu cuerpo los nutrientes que necesita. No cabe duda que estos 21 días van a resultar muy duros, pero una vez que sientas que te deslizas fácilmente dentro de tus vaqueros ajustados en solo tres semanas, estamos seguros que olvidarás los malos momentos.

Encontrarás todos los detalles y recomendaciones de esta dieta en la Guía del Desafío de los 21 Días. También puedes coger ideas para cocinar en el Libro de Recetas del Desafío de los 21 Días. ¡Ya nos contarás qué tal te ha ido en tres semanas!

BASADO EN EL ARTÍCULO ORIGINAL de  Diana Archer-Mills:

https://www.lesmills.com/knowledge/nutrition/the-21-day-challenge-guide-download/